Vicente i Martí, hasta siempre

Martí, con su mujer

Martí, con su mujer

Estos últimos días han sido tristes para mí. Nos han dejado dos grandes personas que han dedicado su vida a ayudar a los demás a cambio de nada. La primera perdida es la del humanista Vicente Ferrer quien ha pasado gran parte de su vida en la India trabajando para los más necesitados a través de su Fundación y con todas aquellas ayudas que esta generaba. Ferrer era un personaje excepcional, una persona incansable aun estando enfermo estos últimos años. No notaremos más su presencia física pero seguirá con nosotros su obra.  Su labor no ha sido en vano. Su esfuerzo se ha traducido en la mejora de las condiciones de vida de miles de habitantes de la India, los mismos que le han acompañado en su última despedida.

Este adiós de masas hacia la figura de Vicente Ferrer contrasta radicalmente con la soledad de la despedida de otro gran hombre, mi amigo Martí, que nos dejó hace muy pocos días. Asistí al Tanatorio Municipal de Tarragona con la cabeza llena de recuerdos de todo lo vivido con él y  me encontré únicamente son su familia. Como Vicente Ferrer, Martí dedicaba su tiempo en ayudar a los demás en aquellas causas donde siempre falta gente. Colaboró muy estrechamente conmigo en Mediterrània cuando celebrábamos la Trobada de Medi Ambient, lo podías ver en fiestas de barrio, en actos populares, colaborando con las colles castelleres o con otros colectivos donde siempre van bien un par de manos más. Martí se ha marchado tras una larga enfermedad y siendo aun muy joven. En nuestro mundo hacen falta muchos como el pero también es cierto que la sociedad no acaba de agradecer esta labor desinteresada cuando llega el momento. Martí vivió rodeado de gente de todas partes y esa misma gente no ha ido a darle el último adiós.  A veces me da la sensación que nuestra sociedad olvida demasiado rápido, tiene poca memoria cuando mas hay que tener y no premia los esfuerzos de personas que caminan por nuestro lado en silencio y haciendo el bien a todos aquellos que lo necesitan.

La vida pasa pero quedan los hechos y siempre recordaré a Martí por su amistad y entrega hacia aquellas actividades en las que colaboramos juntos. Gracias a él y a gente como Vicente Ferrer se demuestra que no existe mejor prueba del progreso de una civilización que la del progreso de la cooperación.

Anuncios

Una respuesta a “Vicente i Martí, hasta siempre

  1. Tenía un gran corazón y siempre siempre mostraba su sonrisa, era feliz y te contagiaba de muy buen rollito.

    Siempre me acordaré de ti Martí!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s