Lluvia, frio, poesía

Ahora que la lluvia y el frio marcan las horas de las jornadas próximas a las fiestas navideñas me gusta acurrucarme delante de la chimenea y leer, tranquilo y en silencio, prosa y poesía. Prefiero lo segundo. La poesía me provoca muchos sentimientos y hace tiempo que recibo muchas. Me las envían amigos y amigas desde diferentes partes del mundo. Son regalos en forma de palabras, versos que contienen la amistad como significado puro. Estos días me llegan más que nunca y hay algunos que me han cautivado, me han tocado mi tapiz de la felicidad de la mejor de las maneras. He escogido una que me gusta especialmente por los valores que toca, porque son bellas palabras que merecen ser compartidas. Su autora es mi buena amiga y miembro de la RIET Giovanna Mazzotti. Espero que os guste y os deseo, aprovecho el momento, unas felices fiestas y que el 2010 venga acompañado de todos vuestros deseos y sueños.

II. es preciso arar en el viento nocturno

postrarse como un animal a la sombra

comprometer la voz

y entrelazar los dedos con la luna nueva

es necesario tomar un puñal y abrir el corazón a voluntad

del cielo

para hacer una hendidura al universo

que absorba y trasmute los juramentos viejos

y haga un espacio en tu cama

                                      para mis besos

es esencial hacer un mágico cerco para proteger el sueño

procurar su ebullición a fuego lento

y alentar la sedimentación de sus misterios

                                                 Para conjurar el contexto

y cuidarlo de las esquirlas de mi pensamiento

de los negocios razonables

y tus acuerdos

es necesario ser como el peor de los  hijos

seguir el paso de los impíos

                               ser como Elena y como Ícaro

y con la misma sed de Adán tomar idéntico fruto

para hacer de este inhóspito mundo, el paraíso

III.-  no falta nada para mañana

hay tierra en la tierra, todavía

aún no se han secado del todo los cauces

siguen brotando flores entre las piedras

                                                      todavía sale la luna llena

aun se abren mis poros cuando te acercas

mi piel está todavía húmeda y fresca

mi risa se expande cuando me besas

hay vida en la vida

                                todavía

y la mañana nos ilumina

aun hay tiempo para fundar un nuevo tiempo

para abrir con nuestro abrazo, el universo

para recuperar el misterio

y tocar el sol con un dedo

lo se, porque he visto desaparecer el mundo

                                                       con un beso tuyo

he visto manar agua de entre las piedras

y a los peces saltar sobre mi cabeza

he visto una lluvia de hojas que era danza de estrellas

y mariposas

                                    he visto el lugar

                                                    en el que se hace Su voluntad  

he sentido calor en la noche fresca

terror al verme desprendida de mis certezas

temblor al sentirte cerca y el rubor

de saberme nueva

quiero dejar que el jardín invada la casa, que las hormigas

 administren la cocina y que el agua no se vaya por la alcantarilla

                   que desplieguen su juego los dioses

y que me habiten, como les corresponde

IV.-

Y es que hemos andado mucho más

                                         de lo que avanzamos

por caminos tan distintos, que al final fueron el mismo

hemos encontrado mucho y de mucho nos hemos desprendido

hemos olvidado tanto

                         y muy poco aprendimos

pero aprendimos a encontrarnos

                                                       y eso, por decir algo, es un chingo.

V.

Hace falta más que buenas artes y palabras

mas que poner el cielo y estrellas a cada paso de tu marcha

y la vía láctea en la cama

hace falta más que un rapto, y que una canción o dos

al pie del balcón

para cambiar el sino, y  torcerle el cuello del destino

más que un viaje largo por Tracia, el país de los Lotófagos

y vencer a Poseidón y a Polifemo

para estar de nuevo en casa

hace falta más que miel y cera, para mantener la fuerza de las alas

hace falta más, porque es necesario menos

menos artes y palabras, menos mundo celestial

entre las sábanas

menos  razón  para cambiar de orientación

y dejar que vuelva la vida al alma.

VI.

Cosa de ver que dice el viento

y conocer el rumbo de las cosas

Cosa de ver para dónde oscilarán tus pensamientos

y para dónde irán mis sentimientos

Hasta cuándo jugaremos con el tiempo,

              hasta dónde confiaremos en el cielo?

Cómo haremos para ver

que cuando habla el viento, se abre el cielo

y se detiene el tiempo en nuestros cuerpos

                         todo lo demás, es lo de menos?

Giovanna Mazzotti

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s