Compromiso con la palabra

Hace meses que tengo el placer de escribir en esta revista. Analizar, explicar, exigir o denunciar temas sociales debe ser un ejercicio obligado cuando uno decide a convertirse en articulista. Se deben adquirir compromisos con la sociedad y se debe exigir, intentarlo como mínimo, que reine la justicia social y que entre todos se pueda conseguir un mundo más digno, tolerante, transigente y sostenible.

Puede sonar utópico pero se puede vivir con las utopías porque, con esfuerzo y trabajo, pueden dejar de serlo para convertirse en realidades. La Red de Escritores por la Tierra es un hecho, una de esas realidades que nació de manera utópica. Surgió de una conversación en el Mancarrón de Solentiname con mi amiga Luz Marina.  Implicamos rápidamente al escritor Ernesto Cardenal y más tarde se sumaron otros muchos como el alcalde del municipio de Santa Tecla, Oscar Ortiz, o el compañero Jesús Cisneros. De esta forma gestamos lo que ahora ya es un gran proyecto y con ellos comparto una muy buena amistad y los valores que antes comentaba que tan necesarios son para impulsar el debate y el dialogo por la justicia social y el compromiso con la palabra.

La Red Internacional de Escritores por la Tierra, organismo que tengo el honor de presidir, no reúne únicamente a escritores, poetas y personas vinculadas al mundo de las letras. La forma también una amplia representación del mundo científico, periodístico y de entidades sociales y personas particulares que están comprometidas con nuestros objetivos y quieren decir aquello que piensan, como el caso de los periodistas, sin presiones de poderes superiores o viendo como su opinión se manipula o tergiversa.

El compromiso por el que trabajamos pasa por defender unos ideales y a aquellas personas y colectivos que representan los valores de la justicia y la solidaridad. Esos ideales empiezan en nuestra casa, en casa de nuestro vecino, en la calle donde vivimos, en la ciudad donde nacimos o residimos, en el país que nos representa y acaban en nuestro planeta que, en el fondo, es también nuestra casa y nuestro mundo más próximo. Como la experiencia, el compromiso es un grado, un grado social que todos deberíamos experimentar para tener la capacidad de compartir y ayudar sin esperar nada a cambio.

Los que no quieran asumir el compromiso no serán bienvenidos a la Red porque, ahora más que nunca, necesitamos gente decidida a colaborar y compartir. Los que buscan integrarse en grupos o entidades donde no van a aportar nada y se van a dedicar a buscar el beneficio propio para sus causas particulares, no tienen en la RIET su lugar de encuentro.

Aquí estamos aquellos que defendemos el progreso desde medios de comunicación, entidades ecologistas, organizaciones, grupos de debate y colectivos comprometidos y responsables. De las jornadas organizadas por la Red Internacional de Escritores por la Tierra nacen manifiestos, como el de Solentiname, que son el punto de partida para la defensa de los objetivos que os comentaba antes.

No son documentos hechos por imagen, creados porque si, sin motivo o sin futuro. Aquello que resumen los manifiestos, como el de la mujer y el agua de Veracruz, o el de homenaje al poeta Roque Dalton en El Salvador, son nuestra esencia y punto de partida y trabajo. Estos días he estado en San Sebastián hablando de próximos encuentros de escritores en los que colaborará intensamente la Fundación El Cambio del Cambio. Próximamente haremos importantes actos y reuniones en esta ciudad y también en Cáceres y en Andorra (Teruel). Serán de nuevo los frutos del compromiso de gente que queremos, reclamamos cambios.

Lo he hecho acompañado de buenos amigos míos, miembros de la RIET y gente comprometida porque creen que otro mundo mejor es posible. Hablo de los compañeros Manuel Domínguez y Josu Gómez, dos personas que representan los valores de la RIET y  trabajan a diario para defenderlos. Como lo hacen todos los que configuran esta realidad que en su día era una simple utopía. Porque las utopías existen, como la Red de Escritores.

Publicado en la revista Cambio 16

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s