Camino a la perdición

En un mar de críticas, a Zapatero se le hunde su proyecto.

Dijo Zapatero el pasado 12 de octubre que los abucheos que le brindaron parte de los asistentes al acto principal del Dia de la Hispanidad forman parte del guión. Pronunció esas palabras una persona que no ha sabido interpretar su papel principal en esta función llamada mandato que ha acabado siendo un drama, un vodevil donde los equívocos y las situaciones cómicas han tomado un protagonismo demasiado importante evidenciando la baja calidad del actor.

Los constantes cambios de decisión, anunciando una medida anti-popular que se justificaba, que después rechazaba la mayoría y que acababa siendo rectificada sin lamentaciones ni disculpas, han dado a este gobierno del PSOE un tinte marino, con pasos hacia atrás como los cangrejos y golpes de remo de un timonel desorientado que ha llevado al país a la deriva.

Curiosa es la vida cuando se anuncia que el PP saca ahora más puntos al PSOE que los que le sacó el ganador de Eurovisión de 1983 a la representante española con una canción que se preguntaba, como hacemos ahora todos los españoles, quien maneja esta barca que a la deriva nos lleva.

El patrón no sabe dónde va ni tiene claro que esta cruzada llamada proyecto llega a su final sin haber conquistado al pueblo. En el PSOE empiezan las caducidades, finalizan los ciclos de algunos que han querido aguantar en el poder por puro egoísmo personal y poniendo en peligro el futuro de la mayoría de un colectivo que debe reorientarse.

Las voces de renovación que aparecen de vez en cuando, la última se llama Tomás Gómez, asustan a los capitostes apoltronados en la calle Ferraz o en fincas del sur. Siempre las han conseguido callar pero esta vez el control se les ha ido de las manos y ha sido la propia militancia la que ha dado el toque de atención necesario imponiendo al candidato que menos deseaba Zapatero.

Porque Gómez no se postula como alguien que pueda ser dirigido a golpe de teléfono, que siga las directrices marcadas sin creer en ellas. Tomás no es más de lo mismo, es el principio de oxigenación de un partido que sabe que tiene las elecciones perdidas por no haber sido sincero con los españoles admitiendo crisis donde la había en el momento en que esta se generaba y empezaba a devorarnos.

Ni tan solo los electores más fieles de un partido que preconiza su estatus de defensor de los trabajadores e impulsor de las políticas sociales han entendido el porqué de un engaño que escondía una verdad tan evidente como la desaceleración de una economía que ya había tocado techo cuando la burbuja inmobiliaria llego a él y se reventó. 

Como tampoco han entendido porque el gobierno de Zapatero se ha dedicado a alimentar a bancos a cajas dando ayudas e incentivos que han servido para incrementar su poder y seguir cerrando el grifo a los millones de ciudadanos que han perdido la posibilidad de obtener créditos, prestamos, líneas de descuento, subvenciones y otras muchas aportaciones económicas que les resultaban vitales mientras, entre fusión y fusión, los altos cargos se doblaban o triplicaban los sueldos asegurándose su propio futuro y dejarnos a todos sin el nuestro.

Una vez más, los señores de la banca nos prestaron el paraguas cuando hacia sol y nos lo quitaron cuando empezó la tormenta ante la mirada pasiva de un gobierno que la capeó dando la espalda al pueblo.

Y de este manera, de desastre en desastre, de derrota en derrota y sumando ridículos, todos los que hemos hecho en Europa y en otras partes del planeta, el PSOE y ZP nos dejan un legado que jamás podríamos imaginar: personas mayores con las pensiones congeladas, cientos de miles de matrimonios sin ingresos familiares, casi cinco millones de parados y un país entero decepcionado y agonizando sin saber que será de nosotros por culpa de una función que no ha tenido guión y ha sido un auténtico desastre.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s