Porque yo lo valgo

Celebradas las elecciones autonómicas de Catalunya, empezó la carrera de fondo para conseguir el tan deseado cargo que anhelan todos aquellos que militan en las filas de los vencedores en las urnas ya sean políticos de primera fila, asesores a la sombra, ayudantes sumisos e incorruptibles, militantes de base y la otra base repleta de simpatizantes cercanos e impertérritos.

Los ciudadanos catalanes han escogido a su presidente y el partido está eligiendo al nuevo gobierno de consejeros, directores generales, secretarios de departamentos, delegados territoriales y cargos de gestión de las instituciones que son de su competencia. El problema radica en la incapacidad de premiar a todo el personal que, lejos de trabajar por su país o su partido, han ido aguantando, convencidos que a cambio se merecen un cargo de cuatro años con buen sueldo y, si es posible, secretaria y coche oficial.

Y es ahora cuando llegan las sorpresas, alegrías y decepciones personales por haberse hecho creado unas expectativas que se han cumplido para los afortunados y han quedado en agua de borrajas para la otra gran mayoría que vuelve para casa con las manos vacías y el convencimiento que el partido en el que se creía ya no es el mejor.

Todo esto sucede por haber confundido, con el transcurso de los años democráticos, el gobierno con la gestión. Porque solo hay que fijarse en el argot básico de los que ocupan los cargos públicos y a los que llegan, dicen ellos, para “gobernar” en lugar de “gestionar” el ayuntamiento, la diputación o comunidad autónoma de turno. El poder causa tantos estragos entre los que optan a vivir de la política que no han entendido que representan a sus ciudadanos más cercanos y se creen los dueños todopoderosos de unas arcas que funden y ordeñan sin remilgos hasta dejarlas secas y tiritando.

Cierran los presupuestos a golpe de martillo porque finiquitan los ejercicios anuales dando bandazos propios de su inexperiencia en la gestión, gastando más de lo previsto o imaginado. España, como muchos otros países del mundo avanzado y democrático, no es cantera de buenos políticos porque cualquiera puede llegar a donde se proponga si se va haciendo un hueco en su partido, independientemente de su preparación o estudios.

Aquí, las únicas carreras que cuentan para licenciarse son las que se hacen internamente en las sedes de la formaciones políticas entre los lideres natos, acompañados de su sequito que será colocado cuando se gobierne, y los que intentaran colarse en el espacio temporal que va de campaña a campaña, de elección a elección. De ahí, como decía al principio, que cuando el partido de turno gana, veamos el triste espectáculo del juego de las sillas que, jornada a jornada, va dejando en el suelo a los más lentos. Para los que se quedan, el tren pasa solo una vez. Los que han subido este viaje, repetirán trayecto con mucha seguridad.

Dentro de cuatro años se repetirá el ciclo, el mismo que ahora vivimos los que seguimos el mundo de la política porque creemos en ella como instrumento para mejorar nuestras ciudades y nuestro mundo. Quizás repitan ese ciclo los que ahora lo empiezan o, quien sabe, otros de nuevos. Pero aunque sean nuevos, los procesos de elección seguirán siendo los de siempre y volveremos a ver carreras de fondo y frases de los que aspiran a un cargo asegurando que “se lo merecen” o que “ellos sí que valen”.

Puestos a decir, valdrá la pena verlo. Y puestos a pedir, valdría la pena que en nuestro país los que optan a liderarnos se profesionalicen para lograr tener al frente de nuestros ayuntamientos y otras administraciones a personas que están preparadas para gestionar en condiciones en lugar de gobernar desde el desconocimiento. 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s