Los dueños del grifo

Hace pocos días que la Fundacion Caixa Tarragona anunciaba la suspensión de unos de sus principales servicios de colaboración social con el tejido asociativo de esta zona, el programa “Tu Ajudes” que destina anualmente, en forma de subvención, partidas a aquellos colectivos que trabajan en pro de los más necesitados o que luchan contra algunas enfermedades.

Argumentaban que la crisis era el motivo principal y que las cambiantes estrategias de la entidad financiera, integrante del grupo CatalunyaCaixa conjuntamente con Caixa Catalunya y Caixa Manresa que se constituyó como nueva entidad en julio del 2010. Muchos nos percatamos de una incoherencia demasiado visible: la crisis no era y está siendo igual para todos. Un mes antes que se diese a conocer la desaparición del programa social de Caixa Tarragona se publicaba en todos los medios locales una información muy importante. Nos decía que los sueldos de los directivos de CatalunyaCaixa habían crecido un 93 por ciento durante los últimos seis años mientras los beneficios habían bajado más del 50 por ciento.

Ante tal situación uno se formula decenas de preguntas sin respuesta y con un efecto de indignación pocas veces sentido en propia piel. Caben preguntas para poner en su sitio a los dueños de esta especie de grifo que abren y cierran a placer alimentando a unos y dejando sin beber al resto. ¿Cómo es posible que se aumenten los sueldos cuando caen los beneficios y que eliminen ayudas sociales sin más? ¿Quién demonios ha permitido este desequilibrio que perjudica a aquellos más necesitados en detrimento de los que deberían bajarse el sueldo para dar ejemplo? ¿Qué sucede con el dinero que el estado inyecta a bancos y cajas para que abran el grifo que cerraron al inicio de la crisis?

Hay todavía una pregunta más directa. Se llega a ella analizando el tema a fondo. ¿Quién ha colocado a los consejeros de las cajas en su poltrona? En Catalunya diversas cajas de ahorros dependen de las diputaciones y la de Tarragona es una de ellas como también lo es la de Barcelona. Son pues estas administraciones las que deciden quien les representará pero las que después silencian su papel y lo dejan todo en manos de sus elegidos.

Y es ahí donde radica parte del fallo y donde debemos meter baza. ¿Por qué se callan las diputaciones ante el escándalo de la subida de sueldos? ¿Por qué no piden explicaciones ante la pérdida de beneficios? Y sobretodo… ¿Por qué permiten que se acaben las ayudas sociales como las del plan “Tu ajudes” en lugar de obligar a las entidades financieras que controlan a reducir sueldos antes de suprimir ayudas a los más necesitados? ¿Ante que conceptos y vicisitudes se abre el grifo y se cierra? ¿A quién amamanta su líquido vital y a quien se le niega el fruto?

Hecho el silencio nadie critica y así pasan los días y los años en los que unos se forran tras ser colocados por esa administración que debería ser cercana y trabajar para el territorio y sus gentes. Otros pierden lo poco que tenían y tras años dedicando tiempo a los demás sin tener que pagar ni pedirla ven como los proyectos se van al traste sin poderlo remediar. Y vamos dando vueltas en esta bola que llamamos planeta donde el hombre se ha convertido en el depredador de las otras especies y está empezando a devorar a la suya propia en nombre del poderoso caballero.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s