Oriente y Occidente

Llevo muchos días pensando con mucha preocupación en el conflicto de los países de Oriente porqué veo que tiene una solución que a simple vista es sencilla pero que realmente se vuelve compleja tras analizarlo todo con detenimiento.

El gobierno de turno de Israel monta una guerra que, dependiendo del momento, toca directamente Palestina, al Líbano o aquel otro país que se tercie por uno u otro motivo. Las imágenes que nos llegan, independientemente del país con quien se pelea Israel, se nos repiten y son de puro drama y tragedia. La población civil, y entre ellos miles de niños, perecen ante la mirada de las cámaras que nos muestran sus cuerpos sin vida a diario.

El espectáculo es dantesco pero lamentablemente tan cotidiano que nuestros ojos se han habituado a él aunque nuestra mente y nuestra alma no permitan, por más que se repitan las escenas, que veamos más sangre y dolor.

Y a lo dantesco su une la realidad que causa estas tragedias y que tiene un nombre para pronunciar alto y claro: intereses. Porqué detrás de cada guerra hay intereses económicos, estratégicos y armamentísticos. Solo en Estados Unidos, país que conoce bien los conflictos de Oriente Medio por haber participado en ellos, el 70 por ciento del presupuesto militar se gasta en armas de guerra porqué la industria armamentística es la primera interesada en que no cesen los conflictos donde se matan personas inocentes con los productos que esta industria fabrica.

Y donde no se mata también hacen falta militares equipados. En el terreno de la protección y la seguridad, en aquellas zonas donde se envían cascos azules u otros soldados para proteger a la población, se destinan más tropas de las que serian necesarias. Cuantos más tropas destinadas, más material hay que comprar y más ganan las industrias de las armas y los gobiernos. En muchos países los gobiernos contratan a empresas privadas de seguridad y a través de ellas se puede alimentar el negocio de muchas industrias multinacionales en un sector que, en muchos casos los mismos gobiernos, pretenden privatizar.

La población civil que perece en los conflictos no les importa en absoluto. Para ellos no son seres humanos, son parte del trato que alimenta a quienes reciben los contratos y a los que lo conceden. Todo queda en casa y los muertos son moneda de cambio que se ofrece ante una sociedad, la nuestra, que desconoce en gran parte el problema y no puede hacer nada para acabar con él.

No se condena a los gobernantes que permiten, dando las ordenes de atacar y masacrar, ni a los que trafican con las armas de manera ilegal o las sirve con contratos en regla, documentos comisionados firmados con sangre de inocentes.

El mundo que habitamos es tan cruel que debemos conformarnos con las crónicas de corresponsales de guerra,  sesgadas por la complicación que tienen en conseguirlas o prohibidas por muchos gobiernos, mientras las naciones de Oriente navegan sin rumbo al futuro y retroceden gracias a las ayudas de un Occidente que sabe sus necesidades y las alimenta.

Las bombas caídas y las balas disparadas en Oriente tiene sello de fábrica de Occidente. Es la fragmentación de estos dos mundos separados por un mismo Dios que he comentado en diversas ocasiones. Ese mundo que no quiero para los que tengo cerca de mi cada día y que me imponen por intereses donde la muerte huele a dinero y las manos de muchos empresarios y mandatarios se han enrojecido sin parar.

Hay que poner rumbo a la paz acabando sin violencia con las armas que unos pagan y otros usan. No me pidáis que os dé la solución, no la tengo. Pero si sé que seguiré denunciando este grave problema porque amo la vida y amo mi entorno. No denunciarlo es no demostrar amor por ella, vivir muriendo o girar la vista ante unas muertes que podemos evitar.

Ángel Juárez Almendros

Presidente de la Red Internacional de Escritores por la Tierra

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s