La crisis infinita

crisisinfin2

De tanto en tanto me gusta hacer un ejercicio de introspección y reflexionar sobre cómo era el mundo antes de la crisis. Y lo cierto es que no lo recuerdo. La crisis es como ese vecino maleducado que cada noche pone la música demasiado alta: es desagradable y te gustaría que se marchase a otro lado, pero estás tan acostumbrado y su molestia se ha vuelto tan rutinaria que ya ni le haces caso. Yo ya no me acuerdo de cómo era mi vida cuando no había crisis; quizás todos éramos más altos y guapos, los coches volaban y no existían políticos corruptos. A veces tengo la sensación de que la crisis me acompaña desde el día en que nací, como un miembro más de mi familia.

Escribí mi primer artículo sobre la recesión económica en 2008. Desde entonces he elaborado más de setenta escritos relacionados de manera directa o indirecta con las crisis. Las crisis, en plural, porque mi tesis es que a raíz de la económica han emergido otras crisis, y éstas también han tenido consecuencias catastróficas para todos nosotros. Me refiero a la crisis de valores, la crisis ética, la crisis ecológica, la crisis política… No olvidemos que más de 3.500 migrantes y refugiados han muerto este año en el Mediterráneo en su intento por llegar a Europa, y aquí parece que no haya  pasado nada. Todo esto ha quedado camuflado por los números, la macroeconomía y la microeconomía, el IBEX 35, la prima de riesgo, etc. Los gobiernos de derechas y los poderes fácticos han sido muy listos, confundiendo a la población con conceptos complejos que la mayoría desconoce para despistarnos y hacernos creer que los culpables de esta pesadilla eran otros. Pero a mí no me han engañado.

Todas estas ideas y muchas otras quedaron recogidas en mi último libro, ‘Las crisis de la crisis’, que presenté (con mucho éxito, por cierto) hace tan solo unos días. Pensaba yo, ingenuo de mí, que cuando publicase esta recopilación de artículos mi trabajo como analista de esta temática se acabaría. Y ahora que tengo un ejemplar de ‘Las crisis de la crisis’ entre mis manos pienso que ocho años, miles de palabras escritas y un libro publicado después, aún tengo mucho que escribir sobre el tema. Pensad en todo lo que ha pasado durante los últimos ocho años, en cómo han cambiado nuestras vidas y en las ideas que se han hecho fuertes a nivel social. Pensad en todas las cosas que teníamos y han desaparecido, y en cómo ahora nos parece imposible que vuelvan. Ahí radica la gran mentira de esta inmensa estafa llamada crisis. Aquello que hemos dejado atrás, como los mejores años de nuestra vida, ya nunca volverá…

crisisinfin

Es duro, pero lo mejor que podemos hacer es aceptar la idea de que la crisis es infinita. No caigamos en el error de autoengañarnos o de pensar que las cosas van a cambiar por arte de magia. No. Aceptémoslo. La crisis es infinita y nunca morirá, porque es necesaria para que el capitalismo funcione. Quizás algún día volverá a correr el dinero como en los viejos tiempos, quizás baje el paro y todo parezca volver a la normalidad, pero será una falacia, porque este sistema nunca será justo para todos. Hagámonos a la idea de que, aunque parezca mentira, la crisis (y, por ende, las crisis) van a estar siempre con nosotros, tengamos más o menos billetes en nuestra cartera.

Dije en la presentación de mi libro que “deseo con toda mi alma que la próxima vez que apoye mi pluma sobre el papel sea para escribir sobre otros temas que me interesan”.  Pero soy realista y sé que eso no será posible: cada mañana durante el resto de mi vida me despertaré y la crisis estará ahí, conmigo, durmiendo a mi lado. Y, ¿sabéis qué? También os acompañará a vosotros, para siempre. Hay que asumirlo porque el primer paso para solucionar un problema es reconocerlo. Y, a partir de aquí, veremos qué podemos hacer para convertir el mundo en un lugar mejor.

Ángel Juárez Almendros. Presidente de Mare Terra Fundació Mediterrània y de la Red Internacional de Escritores por la Tierra

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s