Archivo de la etiqueta: coordinadora entitats

Encuentro o fiesta, todo es diversión.

5412_1143253233656_1597231622_30359012_2319673_n

A esto se le llama podes de convocatoria

Ahora que todavía tengo los músculos del cuerpo resentidos, tras las trece horas que duró el primer encuentro latino que organizamos en Salou, quiero compartir las emociones vividas el sábado con vosotros. Es una mezcla de sentimientos que nace por la mañana, con los nervios por lo que teníamos por delante, sigue al mediodía con la adrenalina a tope sabiendo la importancia del reto que nos habíamos planteado y acaba por la noche, con las ganas de llorar de alegría pero también por haber resistido las emociones anteriores. Lo conseguimos!

Nos habíamos planteado llenar la Plaza de las Comunidades de Salou con 10.000 persones y superamos de calle esa cifra. Habíamos dejado atrás los fantasmas, las dudas, los hechos invisibles que solo vives en primera persona y que nadie nota aunque recorran tu piel vertiginosamente.

Uno sabe y tiene asumido que, con tanta gente, es fácil que alguien pueda poner en peligro una celebración de este tipo. A veces sucede, que alguien bebe un poca más de la cuenta y pone el fin a a una buena jornada. Pero esto no nos sucedió. Todo el mundo tuvo un comportamiento ejemplar, de primera.

 IMG_1457

La plaza se llenó de gente de buena mañana y reventó por la noche. El encuentro latino unió a gentes de todos los países latinoamericanos que se hermanaron con los turistas residentes en Salou, procedentes de toda Europa y media España, y con nosotros, los catalanes.  

Yo me siento catalán. Tengo aquí mi familia, casi toda mi vida y muchas emociones vividas, demasiadas para negar, ni quiero hacerlo, esta evidencia. Los que llegan aquí, parte de estas personas latinas, también son de aquí, son lo que llamamos “nous catalans”, son aquellos que deben aprender las costumbres y tradiciones de nuestra tierra pero manteniendo sus raíces, sus identidades. Nosotros también tenemos que nutrirnos de ellos. Debemos absorber parte de su cultura para enriquecernos como personas. La realidad es esta y se llama globalización multicultural.

El sábado saboreé por primera vez el agua de panela con limón y tomé de postres un cholado y un raspado. A quien me lo ofreció le recomendé que pruebe productos de nuestra tierra como los calçots, la botifarra o la coca en recapte. Creo que este intercambio enriquece mucho y si encima se produce en la cocina, qué os voy a decir. Aprender y enseñar, mejorar y crecer personalmente. No hay segundas lecturas.

Los políticos deben ser los primeros en tomar ejemplo de los que os comento. Tienen que conocer a las persones que llegan a sus ciudades y están obligados a ser los embajadores de sus municipios para lograr la tan esperada integración. La ayuda de los ayuntamientos no debe limitarse únicamente a aportar infraestructuras y cosas materiales. Hace falta el factor humano como primer síntoma de apoyo.

Ya somos muchos los que lo tenemos claro. Somos muchos los que no nos tiramos atrás, los que implicamos cada vez a más gente en nuestros proyectos, gente de todos los países, de todos los rincones del mundo. La del sábado era la primera actividad de masas que organizábamos desde la Coordinadora d’Entitats del Camp de Tarragona. Demostramos a la sociedad que con la suma de esfuerzos todo es posible. Y de paso entendimos que estamos preparados para seguir organizando mas actos. Preparados y al mismo tiempo obligados a seguir. Nuestra sociedad se lo merece, ellos lo necesitan y nosotros lo deseamos.

Anuncios

¿Por qué lo llaman avance cuando hay que decir caos?

La nube se ve. Los operarios delante de Ercros, sin medidas de seguridad, también.

La nube se ve. Los operarios delante de Ercros, sin medidas de seguridad, también.

Ya conocéis mi amor por la ciudad de Tarragona. Jamás me he escondido para declarar la pasión que siento hacia ella. Tarragona es una perla en el mediterráneo, una ciudad tranquila que combina los elementos básicos para vivir bien: un clima perfecto, buena gastronomía, gente con un carácter amable y abierto y muchas otras cosas. Por eso Tarragona es Patrimonio de la Humanidad. Los que la amamos también sufrimos por ella. Tarragona tiene, a parte del turismo que es uno de sus elementos clave, uno de los principales puertos industriales del estado, el segundo mayor polígono petroquímico del sur de Europa y, muy cerca, las centrales nucleares, centrales térmicas y eléctricas.

Los tarraconenses nos hemos acostumbrado a los sustos. A raíz de la fuga de acido nítrico que se produjo ayer en La Canonja me vinieron a la cabeza otros días marcados por los nervios y la incertidumbre. El primer impacto que me vino a la cabeza fue el atentado del Rack de Empetrol de 1987. Después mi memoria recuperó imágenes de la explosión de Tedesa y puso a mi disposición una colección importante de impactos producidos por otros sucesos.

Pensando en aquellos incidentes, lejanos en el tiempo pero recientes en mi cabeza, me acordé del papel que jugó el entonces delegado de la Generalitat en Tarragona, Josep Maldonado. Se mojó, trabajo codo a codo con las asociaciones de vecinos y los movimientos sociales a quienes informó en todo momento y ayudando a los afectados de aquellos incidentes como primer objetivo. Hoy en días las cosas han cambiado. Sigue habiendo sustos pero el actual Delegat de la Generalitat solo informa a los de su cuerda, a quien les conviene. A los otros, NO. Y los otros, como yo, somos personas que representamos a colectivos muy amplios. En mi caso, como Presidente de Mediterrània y la Coordinadora de Entidades del Camp de Tarragona, cuando no informa, esta desinformando a más de cuarenta entidades, miles de personas.

Estoy harto de argumentar,  en foros de debate y encuentros, que hay que contar siempre con las asociaciones de vecinos. Si no se les da la información que SI reciben las que algunos quieren, es imposible que los planes de emergencia que crean las administraciones tengan una utilidad. Debe ser la gente del propio territorio, antes que los colectivos que marcan los protocolos y que llevan el poder de decisión hasta Barcelona, la que sepa que está sucediendo, que debe hacer y cómo puede colaborar con los agentes implicados en la solución de incidentes y accidentes.

Yo seguiré argumentando lo mismo porque creo en ello. Pero no será fácil por esta criba que algunos hacen, la que os comentaba y que lo único que consigue es debilitarles a ellos. En seis años de gobierno del tripartit en Catalunya, a muchas asociaciones las han invitado solamente a una reunión informativa para hablar de planes de emergencia u otros temas derivados. A las otras, las de su cuerda, siempre las han llamado. ¿Cómo quieren que les funcionen los planes si nos ocultan toda la información y los protocolos?

Después pasa lo que pasa, como ayer. Se produce la nube toxica de acido nítrico en Ercros y mientras unos (Bomberos) decían tenerlo todo controlado, otros (Protección Civil) invitaba a los vecinos de los barrios de Poniente a confinarse en sus casas solo media hora después. Este es el ejemplo más claro del caos de coordinación, espectáculo bochornoso, que nos regalaron ayer las administraciones y cuerpos actuantes en caso de una emergencia grave. Creen que solos avanzan pero realmente caminan como los cangrejos, hacia atrás. Si esto es avance, que baje Dios y lo vea. Y cuando Dios lo vea, que nos pille confesados.

Manchas de crudo, manchas sociales

Os prometí que intentaría escribir más a menudo en mi blog y en ello estoy. Esta vez quiero hablar del compromiso que me supone, como máximo representante de la coordinadora de entidades del Camp de Tarragona que abanica a más de una treintena de asociaciones, medir las palabras que hago publicas a los medios y ser muy cauto en el momento de hacer declaraciones para que en ningún caso sean alteradas ni mal interpretadas.

En este espacio, mi blog personal, tengo más libertad para expresar aquello que me ocurre. Hoy tengo en mente la mancha de crudo que apareció este sábado en las costas de Tarragona y que supone una nueva agresión a uno de nuestros tesoros naturales más preciados, el mar.

A veces, a los dirigentes de los grupos ecologistas nos asalta un sentimiento de impotencia que, en algunas ocasiones, se transforma en rabia y tristeza. Lo notamos cada vez que denunciamos evidencias y estas acaban, fruto de una mala instrumentación de las administraciones, en nada.

El caso es que, ahora Repsol pero en otras ocasiones han sido otras empresas, hay multinacionales que deberían ser la primeras en la lucha por la conservación de nuestros océanos y mares y acaban siendo las que cada año nos regalan un vertido ya sea al Francolí, a nuestras costas más cercanas o en otros puntos del planeta. Lo que más me molesta es el mal funcionamiento de todo el aparato judicial y administrativo cuando hay que analizar estos casos. Las que provocan el vertido en el mar se van de rositas, con sanciones económicas irrisorias que acaban siendo un insulto a nuestra inteligencia.

Cuando un juez archiva un caso relacionado con un presunto delito ecológico, da carpetazo al trabajo de decenas de personas. Para lograr que una denuncia pase a la vía penal se han hecho muchos esfuerzos recogiendo toda la información, análisis y documentación imprescindibles. Esta labor la realizan trabajadores y voluntarios de las organizaciones ecologistas pero también hay que destacar la que corre a cargo de los funcionarios de las administraciones.

A todo esto debemos sumarle el papel que ejercen algunos medios de comunicación que están totalmente mediatizados y no aportan a la luz pública la información veraz. Ocultan datos y en otras ocasiones también su identidad para desacreditar a los ecologistas en sus propios foros de debate. Es así. Estos medios, y también algunas fuerza políticas, no publican la verdad o no dejan que se publique pero si se permiten el lujo de menospreciarte a través de sus propios puntos de debate alimentados por ellos mismos con nombres falsos.

Mis amigos y mi familia me dicen que debo acostumbrarme a todo esto, que no debo permitir que afecte. Y me afecta. Pero me afecta no porque sea una debilidad, me afecta porque para mí sentirme criticado sin fundamento es una falta de respeto y el mal que me causa es un valor que además no quiero perder. A los políticos no les importa lo que les digan pero aun quedamos algunos que si nos sentimos molestos cuando se hace una injusticia contra nuestra labor y esfuerzo honesto.  Acompaño este escrito de una imagen que ya es el colmo de la incoherencia periodística. Son las portadas de este lunes del Diari de Tarragona y El Punt. Leed la noticia de la mancha de crudo y analizad vosotros mismos el mensaje que publican. A veces la realidad es tan pura como alucinante, ¿Dónde hemos llegado?

Cierro aquí este tema. Este fin de semana y este lunes he estado conversando con amigos míos de Honduras. Ya sabéis, ha habido un golpe de estado. Los próximos días os hablare de ello.

prensa

Me siguen gustando los caracoles

IMG_0226

Hace tiempo que sé que debo actualizar este blog.  Me lo pido a mí mismo y me lo recuerdan, otros me los exigen con amabilidad, mis amigos. No es por falta de ganas o interés. Es, sencillamente, culpa del tiempo. Mi día a día me limita cada vez más y escribir mis vivencias y experiencias en este espacio personal y compartido se me hace muy difícil.

Desde mi último escrito han pasado ya más de dos meses. Han sido dos meses muy intensos, llenos de retos y con mucha actividad. Hace pocos días entregábamos los Premis Ones Mediterrània en su decimoquinta edición. Este año nos enfrentábamos a muchos cambios como el de la ubicación del acto de entrega que, por primera vez, hemos realizado fuera de la ciudad de Tarragona. La Cantina de México de Port Aventura fue el escenario escogido para esta ocasión. La crisis también nos afectó de lleno. Este año no hemos podido dotar económicamente los premios pero estamos satisfechos de la respuesta de todos nuestros amigos que, representando a empresas, instituciones o administraciones, nos han acompañado. Éramos más de 300 personas y esto representa un nuevo éxito. También estoy muy satisfecho de la organización del acto en el que han colaborado nuevos miembros de nuestro equipo que han respondido sin problemas.

En esta edición de los Premis Ones hemos reconocido un año más la labor de aquellas personas y colectivos que trabajan por el medio ambiente, la cooperación o la solidaridad. Tener entre los reconocidos a amigos como Carlos Sanz y José Luis Gallego o reconocer el trabajo de Luís Miguel Domínguez, otro gran amigo, ha sido un placer. También quiero destacar el reconocimiento Premis Ones a Congo Lassané por su proyecto de colaboración con el Futbol Club Barcelona con el que consigue la integración social y formativa  de los niños más desfavorecidos.

Su presencia en la entrega de premios ha reforzado aún más la relación que teníamos Congo y la gente de Mediterrània. Es por eso que espero viajar antes que acabe el año a Burkina Faso para conocer de cerca el proyecto de Congo y ampliar nuestras relaciones.

Entrega del Premi Ones a Congo Lassané

Entrega del Premi Ones a Congo Lassané

A parte de los Premis Ones, estos dos meses de ausencia en este blog me han servido para continuar con la labor de la Coordinadora d’Entitats del Camp de Tarragona, entidad que presido y que crece constantemente. Ya forman parte de ella casi treinta entidades y eso la convierte en la plataforma asociativa más activa y con más repercusión del Camp de Tarragona. Nuestra labor es también de integración como lo demuestra la gran presencia de asociaciones de inmigrantes a quienes recibimos con los brazos abiertos. Sabemos que la existencia de la Coordinadora puede molestar a algunos partidos políticos pero como creemos en nuestra utilidad y en los objetivos que nos marcamos en su momento, seguiremos existiendo. El vacio que nos hacen algunos medios de comunicación tampoco nos preocupa en ningún momento. Todo llegará porque el tiempo pone a cada uno en su lugar y nuestra transparencia y trabajo constante nos aportan tranquilidad para cumplir los futuros retos.

Escribo este post recién llegado de Marruecos donde hemos ayudado a una entidad llamada Entreayuda con una donación de ropa valorada en más de 30.000 euros. Mi presencia en el país vecino me ha servido para constatar la amabilidad y hospitalidad del pueblo marroquí. Estos días había elecciones locales y he comprobado como la implicación de las mujeres en estos comicios es cada vez mayor. Algo está cambiando en Marruecos. Se nota, se palpa y sé que pronto este cambio irá a más.

Foto con la candidata en las elecciones locales

Foto con la candidata en las elecciones locales

He regresado de Marruecos con ganas de explicaros todo lo dicho hasta ahora. Espero que los dos meses de ausencia en este blog no se repitan porque deseo escribir más a menudo aunque mantener una constancia me sea complicado. La foto que acompaña el post está hecha hace un par de días en Marruecos. Allí me he reencontrado con las buenas sensaciones de aquel lugar que tanto aprecio y donde puedo comer el mejor cuscús, degustar el inmejorable Tajin y comprobar que, pase lo que pase, me siguen gustando los caracoles.