Archivo de la etiqueta: encuentro escritores

La entrevista de Néstor, charla entre amigos

mono

Hoy quiero compartir en este espacio, mucho más privado que otros elementos de comunicación que utilizo habitualmente, la conversación que mantuve hace pocos días con mi amigo, periodista y miembro de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, Néstor Martínez.

Aprovechando mi viaje de trabajo que me ha llevado hasta El Salvador y Nicaragua, donde me encuentro ahora, viaje que tiene entre otros objetivos el de concretar el futuro Encuentro de Escritores por la Tierra que haremos en la ciudad salvadoreña de Santa Tecla, Néstor me hizo una entrevista para el diario CoLatino donde se interesaba por la marcha de la RIET y por mi trayectoria como poeta. Fue un placer mantener la conversación y responder  a sus preguntas. Espero que os guste.

Entrevista Por Néstor Martínez

Editor Trazos Culturales

[y también miembro de la RIET]

Hace unos días, Ángel Juárez, presidente de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, (entre otras vainas), anuncio que venía a El Salvador. Viene a afinar detalles del VI Encuentro de la Red, a celebrarse el próximo abril en Santa Tecla. Así, tras una jornada de reuniones, quedamos en reunirnos en un café para conversar como viejos amigos de confidencias e infidencias, de viajes, de poesía, de amigos y amigas, de la actualidad española, por supuesto, es español. Cerveza, boquitas, amistad, versos, carcajadas… lo publicable está en la respuesta a estas preguntas.

– ¿Qué te trae por El Salvador?

Primero para ver a los amigos y amigas de muchos años. Estamos ya conectando con todo lo que va a ser el equipo de organización de lo que va a ser el VI encuentro de Escritores por la Tierra, que será en Santa Tecla, la contraparte es la Alcaldía de Santa Tecla, y que, vamos, de entrada ya puedo decir que va a ser un completo éxito por toda la parte humana, el equipo tan potente que vamos a tener, y la ilusión que ha generado. Es importante. Cada encuentro tiene su modo de ser, su personalidad, cada país es diferente, y aquí reúne varias cosas que coinciden: una porque uno de los homenajeados es una persona [se refiere al alcalde de Santa Tecla, Óscar Ortiz] que creyó en el proyecto de la Red de Escritores, que fue fundador desde su comienzo, y que no solamente ha hecho todo eso, sino que ha puesto en práctica lo que nosotros creíamos y por lo cual estamos en la Red muchísimas compañeras y compañeros y es a través de la cultura revolucionar una ciudad, él apostó por la palabra, apostó por la cultura, y en estos momentos ha hecho un milagro, un milagro es una pequeña burbuja, en todo lo que es, un ejemplo claro en toda Mesoamérica, en todos los países de que se puede, y se puede a través, precisamente, revolucionando a través de la cultura, de la palabra, de la poesía y todo lo que son las artes, y lo ha conseguido, entonces, es que se merece el homenaje, no es un homenaje por ser un simple compañero, es que él ha puesto en práctica parte por lo cual creemos los que estamos en Red, es un ejemplo vivo que es Santa Tecla, por lo tanto, que mejor que ahora, cuando estemos juntos, para hacerle un homenaje a esta persona que es respuesta, que ha hecho realidad las ideas por lo cual estamos trabajando y ojalá ocurra en muchos países.

– ¿Qué es lo que trae este encuentro para los salvadoreños, y los invitados del mundo que van a venir?

Es una muestra, para los que vienen de afuera, de que es real, que no hablamos de humo, como sabemos decir, de que es verdad; segundo, a los salvadoreños, a todos el país, vamos a invitarlos, por supuesto, para que se sientan orgullosos y que vean que sí, que se puede, a veces hay momentos en donde todo se ve muy gris y muy oscuro, donde hay muchísima violencia, donde parece que no vale la pena, que los sueños no se pueden realizar, pero sí se puede, vale la pena que vengan de todo el país, que contemplen como, aunque sea en pocos metros cuadrados, se ha hecho y se está consiguiendo en estos momentos, y después, ¡pues hombre!, es muy importante la identidad, porque hay una identidad propia, no se ha copiado de nadie, no hay plagio aquí, por eso el título del VI Encuentro es la identidad para ese desarrollo social y la cultura, el desarrollo social va muy unido a la cultura. Si se piensa que se va a hacer desarrollo social sin formar y sin darle aquello que es la libertad, que es la posibilidad de que una persona pueda pensar, pueda deducir, y pueda incluso analizar todo lo que hay en su entorno, sin cultura es imposible, y es sentirse un poquito más libre, más abierto, todo esto es nuestra intención en este Encuentro de Escritores.

– Es decir, tu visita obedece a afinar los detalles, a impulsar la base que va a impulsar todo lo que va  a ocurrir en el Encuentro…

¡Claro!, la idea es que los compañeros de la Red de Escritores puedan estar aquí, es un compromiso y por eso estamos con la Red, y por supuesto, el compromiso firme de la Alcaldía de Santa Tecla que ha puesto todo lo que tiene, incluso su alma, sin alma no se consiguen las cosas, podés tener muy buena infraestructura, tener muy buenos técnicos, pero si no creen en el mensaje, si no le ponen alma, las cosas no salen y aquí se le está poniendo mucha alma, y estoy muy contento porque en las reuniones que estamos llevando se está viendo que forman ya parte y son protagonistas de este proyecto, eso es clave, y eso se ha conseguido.

– Hablemos de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, vos sos el presidente, sé por experiencia que has movido más que cielo y tierra, ¿quién es Ángel?

¡Que pregunta! Pues, creo que soy un poco de todo, ¿no?, ángel, demonio, no lo sé, lo único que sé es que quiero seguir creyendo en lo de toda mi vida, en mis valores, quiero seguir conservándolos, quiero seguir luchando contra lo injusto, sea desde la cosa más pequeñita, desde el vecino de al lado, hasta las cosas más grandes, y, y… me da igual, quiero ser el último Mohicano, quiero seguir allí, luchando por mis creencias, y si con esto podemos conseguir un pequeño cambio, aunque sea muy pequeñito, del futuro en el mundo, en la Tierra, pues creo que podré dejar, cuando me llegue la hora, sentirme satisfecho, ¿no?, de que yo hice todo lo que pude para intentar ese cambio, ¿no?

– ¿Estás satisfecho con el trabajo de la Red Internacional de Escritores por la Tierra?

Bueno, está dando sus frutos, y creo que hay alguien de arriba, yo soy bastante no creyente de muchas cosas, pero siempre que empezamos, empezamos de cero. Cero, cero. Económicamente sin presupuesto y tal y al final sale realizándose, posiblemente a lo mejor hay allí los astros que se confabulan para que al final, entre todos, salgan bien los Encuentros, y es que es verdad, si yo lo cuento a veces no me creen, en el Encuentro último de Tarragona, un directivo de una multinacional, con toda la crisis que está padeciendo España, cuando fui a plantearle con el borrador del programa me mira, me miraba como si estuviera loco, y dice, ‘pero ¿tú te vas a atrever a hacer este evento con lo que está cayendo?’ y ahora más que nunca hay que hacerlo, para demostrar que se puede, ahora más que nunca, y se ha hecho y ha sido un éxito perfecto, no, no, pues, quizá porque hay que creer en uno, y hay que estar, hay que mover, y hay que mirar a los ojos de la gente, a la gente a la que le vas a decir que ¡que se puede, hombre! ¡que se puede! ¡que podemos! Y salen, al final salen. Pienso que la Red de Escritores somos más de seiscientos, rebasamos esa cifra hace tiempo, y nunca hemos hecho proselitismos para que se apunten, solas van entrando las personas que creen en este proyecto, y es para sentirme satisfecho, me gustaría que toda la Red se sintiera orgullosa como yo me siento también, pienso que lo estamos logrando, con pequeñitos pasos, pero lo estamos logrando.

– Ángel, sos un luchador social, un luchador interesado en la gente, un luchador que promueve la cultura ambiental, describinos un poco el Ángel poeta…

¡Anda!

– ¿De dónde recoges los materiales para tu poesía?

Yo simplemente describo la vida, los malos momentos, los buenos momentos, los momentos de amor pleno, cómo una persona puede generar tanto amor en ciertos momentos, y cómo puede generar tanta amargura y tanta tristeza, es la vida, la vida real, la del día a día, y, bueno, si la puedo explicar a través de la palabra, de una forma sin clasificar como esas poesías que parecen superestudiadas para que coincidan todas las palabras, no, no, es la vida tal como me sale y es una terapia también personal, porque en el fondo la soledad sigue existiendo también, siempre tiene uno esa soledad, si es una soledad equilibrada, es una soledad que de alguna forma, eeeh, a veces, incluso, hasta deseada, bienvenida sea, pero a veces hay soledad que no se desea y uno vive de todo lo que se está moviendo a tu alrededor, no sabes cómo explicarlo, te gustaría expresarlo, y no sabes los medios para desahogarte, quizás, de tanta información que uno maneja a veces, y que está allí, y quizás, ¿sabes? la saliva es la poesía también, ¿no?


– Pero Ángel, vos andás en un movimiento social de inmigrantes, andás promoviendo la Red Internacional de Escritores por la Tierra, la Fundación Mediterránea… ¿de dónde sacás tiempo para escribir poesía?

Es la pura energía, es que la poesía me tranquiliza, en los momentos en que no comprendes cómo pueden ocurrir cosas, cuando no comprendes que una persona ha robado cinco millones de euros y los tiene en un banco en Suiza y sigue todavía andando y no pasa nada, y una persona que se encuentra, como ha pasado hace pocos días, una tarjeta de crédito y está parada [sin trabajo], y tiene tres hijos, y compra con la tarjeta de crédito, ¡que se ha encontrado en la calle!, dos buñuelos para sus hijos y leche para tomar, y le meten un año de cárcel, cuando ves cosas de éstas, es que… ¡nos estamos volviendo locos!, que la Humanidad ha perdido casi todos los valores, uno a veces se siente un bicho raro, yo me siento a veces un bicho raro, que parece que soy anormal, ¿qué está ocurriendo? ¿se ha perdido el sentido común? ¿se ha perdido la lógica? ¿se ha perdido la justicia? Cuando veo todas esas cosas la poesía me tranquiliza y me relaja, es un vehículo donde, si algún día la quiere leer quien quiera que la lea, para mí ya me está compensando, me compensa mucho porque me vuelve a la paz, me vuelve a la serenidad, como persona como humano, me siento equilibrado.

Anuncios

Encuentros y desencuentros con la vida y sus eventos

Inauguración del Quinto Encuentro de Escritores por la Tierra

Tras unos días intensos de mucho trabajo con la organización de dos eventos muy importantes, el Encuentro de Escritores por la Tierra y los Premis Ones Mediterrània, hago ahora balance con calma. El Encuentro celebrado en Tarragona ha llegado a su quinta edición que es, sin duda, la de la consolidación. No ha sido fácil coordinar la llegada de más de cien persones procedentes de una decena de países y conseguir que se sintiesen como en casa asistiendo a la multitud de actos que han configurado esta ágora constante sociocultural.

Al Encuentro se le ha sumado la decimoctava edición de los Premis Ones que ya alcanzan su mayoría de edad y que hemos ido celebrando, sin pausas y con muchos esfuerzos, reconociendo la labor de los que trabajan por mejorar este mundo a nivel medioambiental, desde la cooperación y la solidaridad. Los más pesimistas, y otros que piensan siempre en negativo, auguraban el final de un acto que se ha mantenido y se mantendrá porqué las ganas de seguir adelante jamás se entorpecen por más que haya quien quiera poner zancadillas.

La complicidad de los amigos está siempre por encima del rol que juegan algunas instituciones, mejor dicho algunos de sus responsables, que no aportan nada ni colaboran y, al contrario de los propios amigos, no están nunca cuando les llamas.  Si algo tengo claro es que, cuando crees en los que haces jamás tiras la toalla.

Vuelvo al Encuentro de Escritores. Este evento ha coincidido con muchos hechos que hay que destacar. La crisis económica, y sobre toda la social, ha mermado el estado de ánimo de mucha gente y era lógico que tuviese elementos para impedir la celebración que al final hemos llevado a cabo igualmente tirando de mucho capital humano que, en tiempos duros, es el principal recurso. Si en tiempos de crisis es normal que se desarrollen menos actividades, hemos ejercido el papel de valientes y osados para seguir luchando por nuestros proyectos porqué creemos en ellos sin duda alguna.

El mismo Encuentro ha servido para comprobar, muy gratamente, que la Red Internacional de Escritores por la Tierra se renueva y crece sin parar. Más de la mitad de los miembros asistentes en la cita de Tarragona participaban con nosotros por primera vez. Hemos conseguido, una vez más, el estado emocional ya logrado en aquel primer Encuentro celebrado en Nicaragua el año 2007. Y además hemos logrado que muchas personas que llegaron un poco agobiados a Tarragona, por la situación que sufre todo nuestro mundo, se hayan sentido aliviados y en paz, como en casa.

Abrirse a todo el mundo y ver nuevas caras con nuevas ilusiones es muy reconfortante. Estoy plenamente convencido que la RIET motiva y es cada vez más conocida. También lo sigo estando cuando mantengo que otro mundo es posible y que no estamos locos por creer en aquello que hacemos.

Quizás lo más preocupante es constatar que la crisis económica, y la consiguiente fractura social que ha provocado, es real y nos la imponen algunos en nombre de todos. El grupo de trabajo que ha analizado esta temática, con más de 500 documentos recolectados estos últimos meses y puestos ahora sobre la mesa, ha sacado unas conclusiones que deben hacernos generar aun más debate: las diferencias de sueldos entre los que menos cobran y los que más ganan es insultante, esta crisis no es real y, pese a todo, hay alternativas.

La gala de entrega de los Premis Ones Mediterrània fue todo un éxito de asistencia

Salir de esta crisis es posible pero la lucha de clases es cada vez más encarnizada y las armas de combate que arremeten contra los intereses de las naciones ya no son armas de fuego. Ahora se llaman agencias de calificación y tiene forma de institución que permiten colocar en los gobiernos a los mismos perros con distintos collares para generar una guerra sofisticada que explota a las clases obreras y promociona los intereses de los más poderosos. Debemos prepararnos para evitar que invadan nuestra propia trinchera si no queremos acabar estando todos cautivos y desahuciados.

Bastante tenemos ya con comprobar que son estas mismas instituciones y esos mismos gobiernos los que manipulan a gran parte de los medios de comunicación que, desde sus sedes internacionales o en las redacciones locales, deciden a qué se debe dar cobertura y qué se debe comunicar al lector al cual se manipula, o como mínimo se intenta, para mantenerlo controlado.

Os haré una concesión. Muchas personas me dicen que no disfruto con los logros que voy generando todos estos años. No se trata de eso. Es, sencillamente, que no tengo tiempo para saborear éxitos si quiero seguir marcándome objetivos y superándolos. Creo que mi labor es de liderar proyectos a los que se suman muchas otras personas y que los buenos resultados deben estar ahí pero no debemos dedicarnos a gozar de ellos parándonos para contemplar. Si paramos nada se mueve. Para mí, todo lo que hago es una labor de entrega a la sociedad con la cual convivo. Con cada logro conseguido, más responsabilidades tengo.

Es por eso que ya estoy pensando en la futura edición de los Premis Ones y en el futuro Sexto Encuentro de Escritores tres días después de acabar el quinto y con las pancartas que lo anunciaban aun colocadas en las plazas de la ciudad y los lugares donde hicimos todos los actos. Así soy yo. Y no deseo que nadie ni nada me cambie.

Porqué, y permitidme que acabe con esta frase, como decía el poeta griego Hesíodo: Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho.

Lectura del Manifiesto de Tarragona en el Teatro Metropol.

Se puede

Imagen

Si se quiere, se puede. Lo he dicho siempre y me mantengo en ello. Cuando hace pocos meses inicié las conversaciones con los agentes sociales y empresariales de la zona de Tarragona para comentar la intención de organizar en la ciudad de Tarragona el Quinto Encuentro de Escritores por la Tierray especialmente para conseguir financiación para hacer realidad el evento. No ha sido tarea facil en ningún momento y aquello de picar piedra que suena metafórico ha sido un hecho también en esta ocasión. Durante todas estas reuniones vi caras de sorpresa y escuché comentarios en el mismo sentido.

El tiempo ha pasado y ahora se demuestra que SI, que se puede si se quiere. A las pruebas me remito: a finales de este mes el Encuentro de Tarragona será una realidad y durante cuatro días la ciudad se llenará de cultura.

Además, en este Quinto Encuentro nos acompañará el amigo Ernesto Cardenal que hoy es noticia y noticia muy buena. Le han concedido el Premio Reina Sofía de Poesía, un galardón de máxima distinción para una persona que, como Ernesto, lo ha ganado casi todo en premios y tiene meritos suficientes para recibir ahora este premio.

Hoy hemos hablado por teléfono y le he comunicado mi alegría por la noticia pero podré, podremos todos los que asistamos al Encuentro de Tarragona, poder darle nuestra enhorabuena en persona.

Otra buena noticia y también vinculada a la RIET tiene como protagonista, también hoy, a otra de nuestras miembros más ilustres, la amiga y poeta Claribel Alegría. Me comentan que El Salvador podría declararla “Notable Escritora” por su inmensa trayectoria literaria y en otros ámbitos. Se lo merece por el trabajo realizado pero sobre todo por su talante humano y personal. Espero, y lo digo de corazón, que al final se le conceda esta gran distinción.

De nuevo estoy contento por qué siempre he pensado que los homenajes deben hacerse cuando los homenajeados pueden verlos en persona y no de manera póstuma. Ernesto y Claribel son dos ejemplos de lo que digo ya que recogen en esta dulce etapa de la madurez lo sembrado en años anteriores.

Es cuestión de proponérselo. En este caso hablo de los jurados que deciden entregar los premios y antes lo decía por el empuje de saber que si se quiere se puede. Ahora os dejo. Debo seguir haciendo gestiones, notando emociones, latiendo para seguir viendo como aquellos amigos que quiero consiguen su triunfo que, en el fondo, es el triunfo de todos.