Archivo de la etiqueta: generalitat

CATOR: 20 años reciclando aceite

olis

Coincide este año 2013 con diversas celebraciones relacionadas con el medio ambiente. Hace veinte años nació Mediterrània-CIE, como comentaba en mi último artículo, y también se creaba la empresa CATOR que es la encargada de regenerar los aceites usados de todos los talleres mecánicos e industrias de Catalunya.

La función de esta empresa es imprescindible hoy en día puesto que los aceites industriales son altamente peligrosos y muy nocivos para el medio ambiente. La apuesta realizada hace ahora dos décadas por parte de la Agencia de Residuos de Catalunya, aplicando la ley antes que el resto de comunidades y concediendo el servicio público de recogida y tratamiento de los aceites a CATOR, fue clara y ha dado sus frutos.

Es impensable pensar ahora que estos residuos tan nocivos para nuestra salud puedan dejar de tratarse de la manera que se ha hecho hasta ahora en Catalunya, donde por cierto se regeneran el cien por cien de los aceites mientras en el resto de España se marcan cotas del 75, al haberse avanzado y mucho en pro de nuestro apreciado medio ambiente.

Las cifras lo demuestran todo, como siempre. Un litro de aceite usado puede contaminar todo el equivalente a toda el agua potable que consume una sola persona durante veinte años. Y cinco litros de aceite quemado contaminan el aire que respira una sola persona durante tres años. El proceso de regeneración ahorra además energía y recursos naturales, frena el efecto invernadero y evita los vertidos que pueden contaminar al agua y el subsuelo. CATOR ha recogido durante estos últimos veinte años más de 400.000 toneladas de aceite usado de los más de 17.000 productores que existen en Catalunya.

Vistas las cifras, queda claro, como decía antes, que la apuesta de la Generalitat y el trabajo de la empresa, que ha modernizado y adecuado sus instalaciones para estar al día siempre, ha sido ejemplar, necesaria y debe mantenerse más que nunca.

Los grupos ecologistas que luchamos desde nuestros inicios, en el caso de Mediterrània y Mare Terra son ya veinte años, agradecemos mucho estas políticas que permiten tener un entorno más limpio y un mundo más cuidado.

Por eso, desde estas líneas, quiero felicitar a CATOR por estos veinte años de trabajo, recordar a la Generalitat, a través de la Agencia de Residuos de Catalunya, que queda aún mucha labor por realizar y exigir, que es otra de las funciones de los ecologistas, que las medidas aplicadas para la regeneración de los aceites industriales se mantengan y se extrapolen a otros muchos sectores donde reciclar, regenerar y reutilizar es posible. Como digo siempre, hagámoslo por nosotros, por nuestro planeta.

Ángel Juárez Almendros. Presidente de Mare Terra Fundación Mediterrània

Anuncios

¿Por qué lo llaman avance cuando hay que decir caos?

La nube se ve. Los operarios delante de Ercros, sin medidas de seguridad, también.

La nube se ve. Los operarios delante de Ercros, sin medidas de seguridad, también.

Ya conocéis mi amor por la ciudad de Tarragona. Jamás me he escondido para declarar la pasión que siento hacia ella. Tarragona es una perla en el mediterráneo, una ciudad tranquila que combina los elementos básicos para vivir bien: un clima perfecto, buena gastronomía, gente con un carácter amable y abierto y muchas otras cosas. Por eso Tarragona es Patrimonio de la Humanidad. Los que la amamos también sufrimos por ella. Tarragona tiene, a parte del turismo que es uno de sus elementos clave, uno de los principales puertos industriales del estado, el segundo mayor polígono petroquímico del sur de Europa y, muy cerca, las centrales nucleares, centrales térmicas y eléctricas.

Los tarraconenses nos hemos acostumbrado a los sustos. A raíz de la fuga de acido nítrico que se produjo ayer en La Canonja me vinieron a la cabeza otros días marcados por los nervios y la incertidumbre. El primer impacto que me vino a la cabeza fue el atentado del Rack de Empetrol de 1987. Después mi memoria recuperó imágenes de la explosión de Tedesa y puso a mi disposición una colección importante de impactos producidos por otros sucesos.

Pensando en aquellos incidentes, lejanos en el tiempo pero recientes en mi cabeza, me acordé del papel que jugó el entonces delegado de la Generalitat en Tarragona, Josep Maldonado. Se mojó, trabajo codo a codo con las asociaciones de vecinos y los movimientos sociales a quienes informó en todo momento y ayudando a los afectados de aquellos incidentes como primer objetivo. Hoy en días las cosas han cambiado. Sigue habiendo sustos pero el actual Delegat de la Generalitat solo informa a los de su cuerda, a quien les conviene. A los otros, NO. Y los otros, como yo, somos personas que representamos a colectivos muy amplios. En mi caso, como Presidente de Mediterrània y la Coordinadora de Entidades del Camp de Tarragona, cuando no informa, esta desinformando a más de cuarenta entidades, miles de personas.

Estoy harto de argumentar,  en foros de debate y encuentros, que hay que contar siempre con las asociaciones de vecinos. Si no se les da la información que SI reciben las que algunos quieren, es imposible que los planes de emergencia que crean las administraciones tengan una utilidad. Debe ser la gente del propio territorio, antes que los colectivos que marcan los protocolos y que llevan el poder de decisión hasta Barcelona, la que sepa que está sucediendo, que debe hacer y cómo puede colaborar con los agentes implicados en la solución de incidentes y accidentes.

Yo seguiré argumentando lo mismo porque creo en ello. Pero no será fácil por esta criba que algunos hacen, la que os comentaba y que lo único que consigue es debilitarles a ellos. En seis años de gobierno del tripartit en Catalunya, a muchas asociaciones las han invitado solamente a una reunión informativa para hablar de planes de emergencia u otros temas derivados. A las otras, las de su cuerda, siempre las han llamado. ¿Cómo quieren que les funcionen los planes si nos ocultan toda la información y los protocolos?

Después pasa lo que pasa, como ayer. Se produce la nube toxica de acido nítrico en Ercros y mientras unos (Bomberos) decían tenerlo todo controlado, otros (Protección Civil) invitaba a los vecinos de los barrios de Poniente a confinarse en sus casas solo media hora después. Este es el ejemplo más claro del caos de coordinación, espectáculo bochornoso, que nos regalaron ayer las administraciones y cuerpos actuantes en caso de una emergencia grave. Creen que solos avanzan pero realmente caminan como los cangrejos, hacia atrás. Si esto es avance, que baje Dios y lo vea. Y cuando Dios lo vea, que nos pille confesados.