Archivo de la etiqueta: naturaleza

Especies emblemáticas, el lobo

loboiberico

El trabajo de conservación de las diferentes especies de animales situadas al borde de la extinción cumple casi cuatro décadas. Sin duda era necesaria la creación de planes específicos para cada una de las especies a las que se les dio el nombre de emblemáticas, entre ellas el oso pardo, águila imperial, lince, cigüeña negra, quebrantahuesos o el maltratado lobo.

Gracias al trabajo del inolvidable Félix Rodríguez de la Fuente, comenzó a cambiar la realidad de estas especies, muchas de ellas consideradas hasta entonces alimañas. La legislación tomo parte y comenzaron ha promulgarse leyes  de protección que posibilitaron el trabajo necesario de recuperación de estas especies.

Pero todavía hoy quedan los vestigios de una realidad diferente a la actual, y me refiero a un pasado incrustado en la mentalidad de algunas personas que piensan que estos animales no sirven para nada y que si desaparecen sería lo mejor que podría pasar.

El lobo supone un claro ejemplo de esta secuela, el androcentrismo, capaz de hacer desaparecer al resto de seres vivos que en apariencia no le sirven de nada. Las poblaciones de lobo, padecen bajas por causas naturales: accidentes, inanición, luchas con otros lobos, o enfermedades. Aunque, la principal causa de mortalidad que afecta a esta especie son las bajas provocadas por la acción humana. En la Península Ibérica, está permitida su caza en dos grandes regiones como Castilla y León y Galicia, precisamente las zonas donde su presencia es la más correcta, en cuanto a número y poblaciones. Lamentablemente muchos lobos son abatidos ilegalmente. El furtivismo supone un 40% de la mortalidad total, pudiendo alcanzar hasta el 87% . A su vez cepos y lazos, la retirada de camadas o el uso de venenos generan  importantes pérdidas.

La presencia del lobo en los ecosistemas a los que pertenece se ha demostrado claramente necesaria para el mantenimiento del equilibrio de estos, constituyendo lo que se conoce como una especie clave, cuya desaparición acarrea serios desequilibrios en los ecosistemas de los cuales ha desaparecido.  Por este motivo existen poblaciones de ungulados, como jabalíes, ciervos o cabra montes, que provocan serios daños a la agricultura o padecen enfermedades que aumentan su problemática debido al gran número de individuos afectados y capaces de transmitir la enfermedad.

Ahora es precisamente cuando nos encontramos en una situación que como poco podría describir como peculiar, ya que esta especie protegida en algunas zonas de España, también se esta cazando en zonas donde supuestamente esta protegida. Incluso se han dado casos donde la muerte ha sido provocada en un Parque Nacional como es Picos de Europa, un lugar que precisamente se debería destacar por la protección y conservación de la vida salvaje.

Pero el lobo siempre ha sido la punta de espada que ha pinchado incluso sin estar afilada. La persecución de esta especie por parte del hombre, ha quedado no solamente latente en los vestigios arquitectónicos, como las trampas para lobos, si no también en las mentes de algunas personas que siguen viendo al lobo como la causa de todos sus males.

Después de tantos años de estudio y supuesta protección, se sigue sin hacer caso a los expertos que están indicando desde hace tiempo como proteger al lobo y sobre todo hacerlo compatible con la ganadería tradicional. El ataque del lobo al ganado es evitable en un alto porcentaje si se tiene en cuenta los consejos y prácticas diseñadas con esta finalidad, y sobre todo es necesario que los responsables políticos den las herramientas necesarias a expertos y ganaderos para que se acabe de una vez con la injustificada persecución de este animal.

Ángel Juárez Almendros

Presidente de Mare Terra Fundación Mediterrània y de la Red Internacional de Escritores por la Tierra.

Anuncios

Silencios vertidos al mar.

El silencio pone fin a muchas vidas y sonidos de la naturaleza.

El silencio pone fin a muchas vidas y sonidos de la naturaleza.

Con este título se publica mi artículo en la web ecoticias.com, espacio dedicado al medio ambiente y todo aquello referente a la sostenibilidad. Me pidieron una colaboración en forma de opinión y ya sabéis que colaboro donde puedo dentro de mis posibilidades. Cada dos semanas iré contando mis opiniones sobre temas de àmbito general. De momento os dejo con este primer texto que ya podéis leer también en ecoticias.com . Espero que os guste.

 

Silencios vertidos al mar.

Nuestra sociedad es tan rica en elementos humanos que mientras unos luchan por un mundo más sostenible y sano, otros giran la espalda a la realidad y creen que este mismo mundo lo aguanta todo o quizás piensan que hay otro de recambio. El papel de los ecologistas y de las entidades que representamos choca frontalmente contra las actuaciones ilegales que realizan muchas empresas, con el silencio muy a menudo, de las administraciones. En el Centro de Iniciativas Ecológicas Mediterrània, entidad que presido desde hace casi dos décadas, lo sabemos a la perfección.

Los vertidos al mar son cada vez mayores y casi siempre tienen las mismas siglas de autor, la misma firma. Parece incluso que en las costas de Tarragona sea una tradición contaminar el Mediterráneo como mínimo una vez al año. La lista de capítulos de contaminación marina, perfectamente contrastable en las hemerotecas de los periódicos y bibliotecas, es inacabable en nuestro litoral y se puede extrapolar a otras zonas marítimas españolas.

Barcos que han vertido miles de litros de crudo en las mono boyas de descarga, fallos inexplicables en las plataformas petrolíferas, accidentes en alta mar y a pocas millas de la costa originados por la falta de medios o mayores medidas de seguridad y, para poner el colofón a esta lista de colmos, la aparición fantasma de una mancha de crudo en la zona sur del Puerto de Tarragona que aun no tiene autor ni causas de origen determinadas.

Nuestros océanos y mares están cada día más sucios pero esto no frena la actitud de los que siempre lo han considerado un gran vertedero que lo esconde todo, como si el mar fuese una alfombra debajo de la cual, se puede esconder toda la porquería que nos sobra. Las imágenes de las aves atrapadas en el crudo más denso y el incremento de la presencia de las temibles medusas en nuestras playas, tienen un punto en común: la mano de los humanos cada vez más inhumanos, más ciegos, más sordos.

A esta ceguera colectiva, a este silencio de los que no quieren oír para evitar ver la verdad, se les unen como compañía en este paseo tan callado los únicos elementos capaces de dar la vuelta al calcetín y desenmascarar a los contaminadores para darles su merecido, sancionarlos, obligarles a reparar el mal, a sanear el mar que han llenado de basura.

Según los estudios más recientes, cada año se vierten en nuestros mares y océanos entre tres y cuatro millones de toneladas de petróleo y la gran mayoría no procede de las siempre tristes mareas negras. Gran parte de lo vertido al mar son hidrocarburos procedentes, en pequeñas cantidades que se van sumando, de los buques que no tienen ningún gran accidente. Al mar se le echan aceites usados, gases y otras muchas sustancias procedentes de estas embarcaciones, de las plataformas en alta mar o desde canalizaciones urbanas en tierra firme. Otros sistemas conocidos recientemente, hablo de la eco-mafia italiana, han permitido, con la absoluta permisividad de todos, llenar el fondo de las costas italianas de barcos hundidos que almacenan residuos tóxicos y nucleares. El país en forma de pierna y bota, con su pelota siciliana incluida, esta carcomido por la maldad y la suciedad, a punto de dar una patada al mundo.

Todos los gobiernos, los ministerios, las consejerías y las concejalías saben lo que sucede y el porqué pero tienden a silenciar los casos de contaminación para cubrir las espaldas a las grandes multinacionales que son las que alimentan, en gran parte, las arcas estatales. Es un silencio querido, dar la espalda al problema para luego decir que no se ha visto nada. En Mediterrània-CIE, nuestra ONG, estamos hartos de denunciar los vertidos y de exigir responsabilidades. Y muy a menudo nos encontramos con este famoso silencio. Pero esto a nosotros no nos hace callar, no nos merma ni debilita. Nos fortalece y anima a seguir con una labor que consideramos responsable y necesaria. Hoy he hablado de la contaminación marina. El próximo día os explicare más cosas sobre la contaminación aunque será una conversación de mas altura, centrada en Córdoba y respirando malos aires.

Balance del Congreso de la UICN

Barcelona ha sido bautizada durante los últimos días como “la capital de la sostenibilidad” acogiendo el congreso dedicado al medio ambiente y la conservación de mayor magnitud del planeta: 800 actos en el programa oficial y 7.800 participantes. Un congreso de dimensiones colosanes en el cual se han aprobado más de cien resoluciones y recomendaciones dirigidas a gobiernos e instituciones.

Dentro de las propuestas presentadas por el Comité Español ha destacado la moción de Mediterrània-CIE sobre la protección de la cuenca del río Ebro y el Delta. La propuesta recibió 53 votos a favor de gobiernos, tres en contra y 46 abstenciones. En el caso de las organizaciones no gubernamentales, los votos fueron: 207 favorables, 2 en contra y 64 abstenciones. En la misma se insta a reconocer y apoyar las iniciativas de las entidades de la cuenca del Ebro para promover la conservación de esta zona, así como que rechacen medidas que puedan afectar negativamente al río, su caudal y sus condiciones ecológicas.

Sin duda es una buena noticia para nuestro malogrado río, ya que el apoyo explícito de la UICN a una determinada medida tiene un peso considerable en las deciones de instituciones y gobiernos.

Por otra parte, Mediterrània-CIE participó en el congreso con una conferencia a cargo de varios miembros de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, que dieron un repaso a la relación entre las letras y el medio ambiente. En el centro de la mesa el poeta Ernesto Cardenal transmitió a los asistentes un mensaje lleno de vida y la autoridad que sólo se puede otorgar a un hombre que lo ha dado todo en defensa de la naturaleza y la justicia. Me vienen a la mente algunas de las frases que pronunció y que invadieron de magia y cercanía la inmensa sala de la asamblea del Fòrum: “la vida en la Tierra seguiría perfectamente igual sin el estorbo de nosotros”.

 

También estuvo magistral Joaquín Araujo, acompañado del mago de la ironía Antonio Fraguas “Forges”, quien hizo gala de su habitual derroche de imaginación ilustrando las palabras del conocido naturalista. Y no podía acabar este balance si dagradecer al amigo José Luis Gallego su apoyo incondicional. Muchas gracias por las bonitas palabras que dedicas a esta confencia en tu blog: http://ecogallego.blogspot.com/2008/10/con-ernesto-cardenal.html

La nota negativa la puso una espantosa organización del Congreso. Las entidades que, como Mediterrània, organizabamos algún tipo de actividad dentro del evento tuvimos que sufrir una falta de medios indigna de un congreso de semejante magnitud. El amiguismo fue otra constante de los organizadores y coorganizadores del evento que merece mención aparte.