Archivo de la etiqueta: Nicaragua

La entrevista de Néstor, charla entre amigos

mono

Hoy quiero compartir en este espacio, mucho más privado que otros elementos de comunicación que utilizo habitualmente, la conversación que mantuve hace pocos días con mi amigo, periodista y miembro de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, Néstor Martínez.

Aprovechando mi viaje de trabajo que me ha llevado hasta El Salvador y Nicaragua, donde me encuentro ahora, viaje que tiene entre otros objetivos el de concretar el futuro Encuentro de Escritores por la Tierra que haremos en la ciudad salvadoreña de Santa Tecla, Néstor me hizo una entrevista para el diario CoLatino donde se interesaba por la marcha de la RIET y por mi trayectoria como poeta. Fue un placer mantener la conversación y responder  a sus preguntas. Espero que os guste.

Entrevista Por Néstor Martínez

Editor Trazos Culturales

[y también miembro de la RIET]

Hace unos días, Ángel Juárez, presidente de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, (entre otras vainas), anuncio que venía a El Salvador. Viene a afinar detalles del VI Encuentro de la Red, a celebrarse el próximo abril en Santa Tecla. Así, tras una jornada de reuniones, quedamos en reunirnos en un café para conversar como viejos amigos de confidencias e infidencias, de viajes, de poesía, de amigos y amigas, de la actualidad española, por supuesto, es español. Cerveza, boquitas, amistad, versos, carcajadas… lo publicable está en la respuesta a estas preguntas.

– ¿Qué te trae por El Salvador?

Primero para ver a los amigos y amigas de muchos años. Estamos ya conectando con todo lo que va a ser el equipo de organización de lo que va a ser el VI encuentro de Escritores por la Tierra, que será en Santa Tecla, la contraparte es la Alcaldía de Santa Tecla, y que, vamos, de entrada ya puedo decir que va a ser un completo éxito por toda la parte humana, el equipo tan potente que vamos a tener, y la ilusión que ha generado. Es importante. Cada encuentro tiene su modo de ser, su personalidad, cada país es diferente, y aquí reúne varias cosas que coinciden: una porque uno de los homenajeados es una persona [se refiere al alcalde de Santa Tecla, Óscar Ortiz] que creyó en el proyecto de la Red de Escritores, que fue fundador desde su comienzo, y que no solamente ha hecho todo eso, sino que ha puesto en práctica lo que nosotros creíamos y por lo cual estamos en la Red muchísimas compañeras y compañeros y es a través de la cultura revolucionar una ciudad, él apostó por la palabra, apostó por la cultura, y en estos momentos ha hecho un milagro, un milagro es una pequeña burbuja, en todo lo que es, un ejemplo claro en toda Mesoamérica, en todos los países de que se puede, y se puede a través, precisamente, revolucionando a través de la cultura, de la palabra, de la poesía y todo lo que son las artes, y lo ha conseguido, entonces, es que se merece el homenaje, no es un homenaje por ser un simple compañero, es que él ha puesto en práctica parte por lo cual creemos los que estamos en Red, es un ejemplo vivo que es Santa Tecla, por lo tanto, que mejor que ahora, cuando estemos juntos, para hacerle un homenaje a esta persona que es respuesta, que ha hecho realidad las ideas por lo cual estamos trabajando y ojalá ocurra en muchos países.

– ¿Qué es lo que trae este encuentro para los salvadoreños, y los invitados del mundo que van a venir?

Es una muestra, para los que vienen de afuera, de que es real, que no hablamos de humo, como sabemos decir, de que es verdad; segundo, a los salvadoreños, a todos el país, vamos a invitarlos, por supuesto, para que se sientan orgullosos y que vean que sí, que se puede, a veces hay momentos en donde todo se ve muy gris y muy oscuro, donde hay muchísima violencia, donde parece que no vale la pena, que los sueños no se pueden realizar, pero sí se puede, vale la pena que vengan de todo el país, que contemplen como, aunque sea en pocos metros cuadrados, se ha hecho y se está consiguiendo en estos momentos, y después, ¡pues hombre!, es muy importante la identidad, porque hay una identidad propia, no se ha copiado de nadie, no hay plagio aquí, por eso el título del VI Encuentro es la identidad para ese desarrollo social y la cultura, el desarrollo social va muy unido a la cultura. Si se piensa que se va a hacer desarrollo social sin formar y sin darle aquello que es la libertad, que es la posibilidad de que una persona pueda pensar, pueda deducir, y pueda incluso analizar todo lo que hay en su entorno, sin cultura es imposible, y es sentirse un poquito más libre, más abierto, todo esto es nuestra intención en este Encuentro de Escritores.

– Es decir, tu visita obedece a afinar los detalles, a impulsar la base que va a impulsar todo lo que va  a ocurrir en el Encuentro…

¡Claro!, la idea es que los compañeros de la Red de Escritores puedan estar aquí, es un compromiso y por eso estamos con la Red, y por supuesto, el compromiso firme de la Alcaldía de Santa Tecla que ha puesto todo lo que tiene, incluso su alma, sin alma no se consiguen las cosas, podés tener muy buena infraestructura, tener muy buenos técnicos, pero si no creen en el mensaje, si no le ponen alma, las cosas no salen y aquí se le está poniendo mucha alma, y estoy muy contento porque en las reuniones que estamos llevando se está viendo que forman ya parte y son protagonistas de este proyecto, eso es clave, y eso se ha conseguido.

– Hablemos de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, vos sos el presidente, sé por experiencia que has movido más que cielo y tierra, ¿quién es Ángel?

¡Que pregunta! Pues, creo que soy un poco de todo, ¿no?, ángel, demonio, no lo sé, lo único que sé es que quiero seguir creyendo en lo de toda mi vida, en mis valores, quiero seguir conservándolos, quiero seguir luchando contra lo injusto, sea desde la cosa más pequeñita, desde el vecino de al lado, hasta las cosas más grandes, y, y… me da igual, quiero ser el último Mohicano, quiero seguir allí, luchando por mis creencias, y si con esto podemos conseguir un pequeño cambio, aunque sea muy pequeñito, del futuro en el mundo, en la Tierra, pues creo que podré dejar, cuando me llegue la hora, sentirme satisfecho, ¿no?, de que yo hice todo lo que pude para intentar ese cambio, ¿no?

– ¿Estás satisfecho con el trabajo de la Red Internacional de Escritores por la Tierra?

Bueno, está dando sus frutos, y creo que hay alguien de arriba, yo soy bastante no creyente de muchas cosas, pero siempre que empezamos, empezamos de cero. Cero, cero. Económicamente sin presupuesto y tal y al final sale realizándose, posiblemente a lo mejor hay allí los astros que se confabulan para que al final, entre todos, salgan bien los Encuentros, y es que es verdad, si yo lo cuento a veces no me creen, en el Encuentro último de Tarragona, un directivo de una multinacional, con toda la crisis que está padeciendo España, cuando fui a plantearle con el borrador del programa me mira, me miraba como si estuviera loco, y dice, ‘pero ¿tú te vas a atrever a hacer este evento con lo que está cayendo?’ y ahora más que nunca hay que hacerlo, para demostrar que se puede, ahora más que nunca, y se ha hecho y ha sido un éxito perfecto, no, no, pues, quizá porque hay que creer en uno, y hay que estar, hay que mover, y hay que mirar a los ojos de la gente, a la gente a la que le vas a decir que ¡que se puede, hombre! ¡que se puede! ¡que podemos! Y salen, al final salen. Pienso que la Red de Escritores somos más de seiscientos, rebasamos esa cifra hace tiempo, y nunca hemos hecho proselitismos para que se apunten, solas van entrando las personas que creen en este proyecto, y es para sentirme satisfecho, me gustaría que toda la Red se sintiera orgullosa como yo me siento también, pienso que lo estamos logrando, con pequeñitos pasos, pero lo estamos logrando.

– Ángel, sos un luchador social, un luchador interesado en la gente, un luchador que promueve la cultura ambiental, describinos un poco el Ángel poeta…

¡Anda!

– ¿De dónde recoges los materiales para tu poesía?

Yo simplemente describo la vida, los malos momentos, los buenos momentos, los momentos de amor pleno, cómo una persona puede generar tanto amor en ciertos momentos, y cómo puede generar tanta amargura y tanta tristeza, es la vida, la vida real, la del día a día, y, bueno, si la puedo explicar a través de la palabra, de una forma sin clasificar como esas poesías que parecen superestudiadas para que coincidan todas las palabras, no, no, es la vida tal como me sale y es una terapia también personal, porque en el fondo la soledad sigue existiendo también, siempre tiene uno esa soledad, si es una soledad equilibrada, es una soledad que de alguna forma, eeeh, a veces, incluso, hasta deseada, bienvenida sea, pero a veces hay soledad que no se desea y uno vive de todo lo que se está moviendo a tu alrededor, no sabes cómo explicarlo, te gustaría expresarlo, y no sabes los medios para desahogarte, quizás, de tanta información que uno maneja a veces, y que está allí, y quizás, ¿sabes? la saliva es la poesía también, ¿no?


– Pero Ángel, vos andás en un movimiento social de inmigrantes, andás promoviendo la Red Internacional de Escritores por la Tierra, la Fundación Mediterránea… ¿de dónde sacás tiempo para escribir poesía?

Es la pura energía, es que la poesía me tranquiliza, en los momentos en que no comprendes cómo pueden ocurrir cosas, cuando no comprendes que una persona ha robado cinco millones de euros y los tiene en un banco en Suiza y sigue todavía andando y no pasa nada, y una persona que se encuentra, como ha pasado hace pocos días, una tarjeta de crédito y está parada [sin trabajo], y tiene tres hijos, y compra con la tarjeta de crédito, ¡que se ha encontrado en la calle!, dos buñuelos para sus hijos y leche para tomar, y le meten un año de cárcel, cuando ves cosas de éstas, es que… ¡nos estamos volviendo locos!, que la Humanidad ha perdido casi todos los valores, uno a veces se siente un bicho raro, yo me siento a veces un bicho raro, que parece que soy anormal, ¿qué está ocurriendo? ¿se ha perdido el sentido común? ¿se ha perdido la lógica? ¿se ha perdido la justicia? Cuando veo todas esas cosas la poesía me tranquiliza y me relaja, es un vehículo donde, si algún día la quiere leer quien quiera que la lea, para mí ya me está compensando, me compensa mucho porque me vuelve a la paz, me vuelve a la serenidad, como persona como humano, me siento equilibrado.

Anuncios

Gracias, con el corazón, gracias

De vuelta a casa tras el largo, intenso, emocionante e inolvidable viaje que me ha llevado por Cuba, Nicaragua y México las últimas tres semanas. Han sido días intensos en agenda y vividos aún más intensamente.

La presentación de la Red Internacional de Escritores por la Tierra en Cuba fue todo un éxito de participación y de acogida. La fiesta de cumpleaños del amigo Ernesto Cardenal en Solentiname transmitió a todos los que asistimos emociones muy especiales. Recordar y vivir en primera persona, treinta años después de su creación, la famosa misa campesina en la iglesia que vio nacer esa gran composición de los hermanos Mejía Godoy se convirtió en un hecho histórico pero sobretodo en una experiencia particular para mantener en el recuerdo.

Y el broche final. El Quinto Encuentro de la Unión Estatal de Escritores Veracruzanos que en esta edición tuve el honor de protagonizar como homenajeado. Lo guardaré para siempre más en mi caja de recuerdos personales por lo que ha significado personalmente y por todo lo que ha rodeado a este evento que es mucho. Conocer gente nueva, reencontrarme con caras conocidas, sentir el apoyo de amigos que además de amigos son personalidades importantes en sus países con agendas apretadas que olvidaron durante unas horas para estar a mi lado.

Uno se emociona, quizás por el paso de los años que nos da un toque especial a nuestros sentimientos y nos ablanda en momentos delicados y endurece ante situaciones adversas. Quizás porque soy un romántico empedernido que se deja llevar y vive la vida intensamente con lo que ello conlleva. Quizás, simplemente quizás, porque cómo dice Tagore, la vida es la constante sorpresa de saber que existo.

Existir para vivir y vivir para sentir, notar la calidez humana, presentir los buenos días, aguantar estoicamente las jornadas complicadas, cobijarme en los recuerdos y dar rienda suelta a la voluntad de tirar del carro, mi propio carro, donde uno escoge a sus compañeros de viaje y se sabe solo cuando quiere y estima la compañía en momentos clave.

Gracias. Gracias de todo corazón por lo vivido, por el apoyo de todos los que estos días han estado a mi lado dándome su apoyo. Gracias a Ernesto Cardenal por esos 87 maravillosos años cumplidos, a su hermano Fernando por hacer de embajador de las horas compartidas, a Raúl Arias y a Victor Aguilar por llegar cuando hay que llegar, a muchos otros, a todos, a los que tengo en la memoria y a los que no quiero dejarme por citar.

Estos momentos que vives en presente, cuando son momentos tan importantes, te transportan al recuerdo del pasado. Porque estos días he pensado en mi infancia granaína, en mi juventud que cabalgó entre mi ciudad natal y las tierras del viento, la Costa Brava, desde donde partí hacia mi querida ciudad de Tarragona. Y he pensado en mi padre quien sé que se sentiría más que orgulloso de ver a si a su hijo ahora, y lo ve desde donde sea que esté, cómo sé que los está también mi madre.

Y ese recuerdo lo he prolongado, puestos a mirar hacia atrás desde el ahora que es el presente, hacia Úrsula, mis hijos y mis nietos. Es lo que tienen las emociones, y vuelvo a ellas, tras comprobar que alguien recompensa la labor realizada. Siempre he creído estar muy orgulloso de todo lo que he hecho con la única intención de estar convencido que lo hacía porque debía y porque haciéndolo colaboraba en conseguir un mundo mejor para los que vienen detrás. Cómo siempre digo la tierra no es de nadie pero ya que nos toca vivir en ella hay que cuidarla en pro del futuro. Decía el sabio Albert Einstein que solamente una vida dedicada a los demás merece la pena ser vivida. Cuánta razón tienen los sabios. Por algo lo son. Estoy feliz de lo hecho y lo vivido pero aún más de lo que aún tengo que hacer que es mucho.

En un próximo artículo os contaré las anécdotas del viaje. Será la parte agridulce de esta historia por el cúmulo de despropósitos vividos estas últimas semanas fruto del viaje y sus consecuencias. Pero ahora eso no toca. Se corresponde, y acabo reiterando lo mismo, dar las gracias de todo corazón. Mañana más y mejor.

Una misa, un cumpleaños y el homenaje de Veracruz.

Escribo este artículo desde el aeropuerto del Prat, en Barcelona, donde estoy a punto de embarcarme rumbo a Cuba para desplazarme posteriormente, durante las tres próximas semanas, a Nicaragua y México. Debo deciros que cada vez me cuesta más salir fuera, cumplir con el proceso de preparar la maleta y partir sabiendo que me esperan muchas horas de vuelo hasta llegar al destino.

Suerte que después siempre lo paso bien, me divierto y me dejo cautivar por los lugares y sus gentes. Los años que podrian ser motivo de la pereza que os comentaba se reducen a una segunda juventud una vez he llegado al punto de destino. En este caso y en este viaje tengo pendientes varias tareas, todas ellas agradables, que me permitirán reunirme con amigos que hace tiempo que no veo y conocer a otras personas.

Hago la primera parada en Cuba porque va ser aquí donde se presentará, en pocos días, la Red Internacional de Escritores por la Tierra. Tendrá lugar en la Casa de las Américas de La Habana y es una nueva ocasión para dar a conocer esta plataforma cultural que impulsamos constantemente.

Posteriormente tendré la ocasión de estar en Solentiname, Nicaragua, para asistir a un acto único e irrepetible: la recreación de la famosa misa campesina a cargo de los mismos autores que la protagonizaron en su momento, los hermanos Mejía Godoy.

El acto coincide con otro gran evento, el cumpleaños de mi amigo y poeta Ernesto Cardenal. Cumple 87 años y lo celebrará rodeado de sus amigos entre los cuales tengo el placer de incluirme.

La recta final de mi viaje la pasaré en Boca del Rio, en el estado mexicano de Veracruz, donde asistiré al homenaje que me ha preparado la Unión Estatal de Escritores Veracruzanos. Han querido reconocer mi trayectoria al frente de entidades ecologistas y de cooperación cómo la Fundación Mare Terra Mediterrània o la RIET pero también la faceta de poeta que decidí empezar hace pocos años y que fue una continuación de mi amor por el mundo de las letras que me ha permitido, desde hace más de veinte años, escribir artículos de opinión y otros escritos.

Tres semanas intensas pero emocionantes que valen mucho la pena. Os iré informando de todos mis movimientos y regresaré pronto para seguir preparando ese Quinto Encuentro de Escritores por la Tierra que celebraremos el próximo mes de mayo en la ciudad de Tarragona.

Ahora os dejo. Mi avión está a punto de despegar rumbo a La Habana.

Amiga Claribel, sigue cuidándonos con tus palabras.

Con Claribel en mi casa, durante la visita que nos hizo a finales del 2010.

Viendo las informaciones publicadas estas últimas horas, las cuales os invito a leer mediante los enlaces que pongo al final de este escrito, me siento realmente feliz y satisfecho de tantos años dedicados a la lucha por un mundo mejor, un trayecto lleno de penas y alegrías, de decepciones pero sobretodo de grandes triunfos y retos convertidos en realidades.

La entrega de la Mención de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, uno de los Premios Ones 2011 que entrega anualmente la Fundación Mare Terra Mediterrània que tengo el honor de presidir, tuvo en esta última edición como protagonista a la escritora, miembro de la RIET y gran amiga personal Claribel Alegría.

Por motivos de salud Claribel no nos acompañó en el acto de entrega en aquel momento pero prometimos que recibiría el galardón con los honores que se merecía. Y llegó el día. Este pasado  lunes se le hizo el homenaje que se merecía en Managua, ciudad donde  ella vive  y en la que se enamora día a día de todo lo vivido. Los amigos de la RIET y de la Fundación en Nicaragua se encargaron de la entrega.

Sé que Claribel estaba muy ilusionada en recibir este Premio Ones y que esperaba que llegase el día de la entrega. Por motivos de agenda no pude estar físicamente en Managua pero si lo estuve mentalmente y en conciencia. Enhorabuena amiga Claribel, te lo mereces de verdad y te lo digo de corazón. Con tus palabras nos haces vivir y gracias a ellas por las que nuestros corazones siguen palpitando y nuestra alma sigue pidiendo al cuerpo esa lucha constante mediante la propia palabra que tú tan bien dominas.

Felicidades amiga! Cuídate mucho y, de paso, cuídanos a todos nosotros con tu sonrisa.

ENLACES CON MEDIOS QUE HABLAN DE LA ENTREGA:

EL NUEVO DIARIO

LA PRENSA

LA PRENSA (VÍDEO ENTREVISTA A  CLARIBEL)

CENTRO DE ESCRITORES DE NICARAGUA

WIKIPEDIA ACTUALIZADA CON EL PREMIO ONES

FORO NICARAGÜENSE DE CULTURA

CULTURA EL SALVADOR

El esfuerzo y su recompensa

Hay proyectos fáciles de desarrollar mientras otros acaban siendo muy complicados aunque, con esfuerzo y constancia, acaben siendo igualmente una realidad. Hace ya mucho tiempo se nos planteó en la Red Internacional de Escritores por la Tierra la posibilidad de editar un libro sobre la historia de las niñas del Hogar Cristo Obrero de Diriomo, en Nicaragua.

Se trata de niñas que han sido víctimas de abusos, muy a menudo en manos de sus padrastros, y que han tenido una vida e infancia traumática y complicada. Teníamos claro que queríamos editar ese libro en el que han colaborado dos buenas amigas, la escritora Lina Zerón y la fotógrafa Andrea Eidenhammer.

Al final el libro lo forman poesías y textos que nos enviaron en su día los miembros de esta RIET que se quisieron implicar a fondo en el proyecto. Recibimos más de un centenar de obras y casi la mitad forman parte del libro donde cada texto se basa y está acompañado por las fotos que las niñas hicieron con las cámaras que les prestamos.

Hacer real esta obra en estos tiempos de mucha crisis y poca ayuda económica no ha sido nada fácil, al contrario. Pero como la voluntad del hombre, en este caso la de los que lideramos la RIET y los que han participado escribiendo, siempre puede más que los peligros que se cruzan por el camino, puedo anunciar que este próximo lunes me entregaran la primera prueba de impresión y que dentro de un mes tendremos ya el libro impreso.

Hay que estar contentos, satisfechos, orgullosos, hemos superado la prueba y pronto podremos observar el fruto del esfuerzo, esa recompensa esperada. Me permito avanzar un pequeño contenido del libro, la poesía que hice en su momento con la foto que lo acompañará y que escogí entre las muchas imágenes que habían hecho las niñas. Espero que os guste.

 

Corazón de Arco Iris. Ángel Juárez, España.

 

Quiero volar en libertad,

lucharé por tener alas sin grietas,

necesito creer que puedo,

que puedo seguir confiando en la vida misma,

junto a mis sueños y esperanzas,

que seguiré sonriendo.

Esa sombra negra intentó una y otra vez,

robarme todo incluso mi color

pero el dolor y la rabia me transformó

y me hizo fuerte,

esas miradas violentas y frías

nunca pudieron romper mi corazón ,

junto a mis alas de ARCO IRIS

Mariposas libres

P9040187

Hace pocos días recibí la agradable visita de dos muy buenas amigas, Lina Zerón y Celina Moncada. Se trata de dos grandes personas y compañeras de la Red Internacional de Escritores por la Tierra . Lina es una conocida poeta y editora en su ciudad natal, México. Celina es una nicaragüense que lleva muchos años viviendo en Italia y es una enamorada y ferviente seguidora de la obra del gran Ernesto Cardenal.

Celina me comentaba que actualmente en Italia, por culpa del gobierno de Silvio Berlusconi, es muy difícil realizar actividades solidarias o las culturales porque los valores y las políticas sociales no se aplican suficientemente. Ella está enfrascada en traducir al italiano el Cántico Cósmico de Cardenal y de momento no lo tiene nada fácil.

La visita de estas dos grandes amigas a Tarragona fue muy agradable y fructífera porque creo que la amistad, cuando es reciproca entre las personas que se reúnen, se convierte en algo muy especial y acaba siendo una inyección de moral.

Con Celina y Lina estuvimos hablando de uno de los proyectos más agradables que habrá impulsado la Fundación Mare Terra. Se trata de promover e impulsar un centro, ya existente, de niñas que han sido víctimas de abusos sexuales, en muchas ocasiones de manos de sus propios padrastros, en Nicaragua. Estas niñas llegan del Minsiterio de Familia para alojarse en el Hogar de niñas Cristo Obrero pero el proyecto va mas allá. Queremos relanzar y hacer aún mayor este centro donde los podamos alfabetizar, formar socialmente y atender sus necesidades. 

El proyecto se complementa con un documental, obra de la amiga y compañera Andrea Eidenhammer, que explicara la problemática que están sufriendo estas niñas, una situación que se repite en muchos otros países. También estamos haciendo un libro de denuncia que incluirá las fotos que se han hecho entre ellas todas las niñas y aquellas poesías y escritos que han preparado, observando a fondo las fotos, diversos escritores y miembros de la Red Internacional de Escritores por el Mundo.

Explico todo esto porque considero que no se trata de un proyecto más. Cuando ves que puedes a ayudar a los más débiles, los niños, te sientes muy reconfortado y también te llevas otra inyección de moral. El libro servirá para recaudar fondos para garantizar la asistencia de todas estas niñas en el centro y de paso nos dará una alegría enorme a todos los que trabajamos en este proyecto, el equipo de la Fundación Mare junto con Lina, Celina, Andrea y yo mismo. Cuando las personas unen sus esfuerzos para una misma causa, con un trabajo en equipo, todo es más fácil y la satisfacción es mas grande.

Hace poco que alguien me dijo que estas niñas son como mariposas con las alas rotas y debo decir que no comparto para nada esta definición. Yo creo que son mariposas delicadas que emprenderán su vuelo y que acabaran siendo, como dice Sting en su canción, mariposas libres.

Os dejo con el video de esta canción que nos invita a la reflexión y, dicho sea de paso, nos presta unas alas para volar.